Cultivo de Autofloreciente o Automáticas

con No hay comentarios
  1. Las autoflorecientes agradecen mucho la luz, y necesitan, para una buena producción, días largos y de gran intensidad lumínica para crecer y desarrollarse todo lo que la planta puede dar de sí; cuanta más luz, mejor. Tengan en cuenta que al acelerar su ciclo, están preparadas para aprovechar al máximo la energía lumínica disponible. En interior se recomiendan, dependiendo del foco:
    • 250w (sodio): 20 horas de luz, 4 de oscuridad.
    • 400w (sodio): 20 horas de luz, 4 de oscuridad.
    • 600w (sodio): 18 horas de luz, 6 de oscuridad, ó para máxima producción 20 horas de luz y 4 de oscuridad. Los excelentes en el cultivo de autoflorecientes, obtienen resultados excelentes incluso reduciendo a 16 horas de luz y 8 de oscuridad.
  2. En exterior, sembrar por ejemplo desde el 15 de septiembre hasta el 1 de enero para lograr el mejor resultado si cultivamos en la zona sur de Latinoamerica. En zonas más cálidas, se podrá cultivar marihuana en exterior con excelentes resultados desde Septiembre hasta Febrero, pero la mayor producción será en verano.
  3. Usar un sustrato para plantas de marihuana lo más suelto y esponjoso posible, cuanto más suelto y oxigenado, mayor y más rápida expansión del sistema radicular. En exterior, convendría mejorar nuestra huerta con sustratos comerciales de calidad que usamos en interior.
  4. Si tenemos que cultivar en contenedores, convendría usar macetas de buen tamaño para permitir la rápida expansión de la raíz, en interior usar tiestos de 7-11 L. Recomendamos de 11 litros.
  5. Obtendremos resultados inmejorables con un sistema hidropónico, por ejemplo con un sistema de riego por goteo de solución nutrientes.
  6. Mantener la humedad del sustrato más baja de lo habitual. Nunca ahogar a la planta con el riego, especialmente en cultivos en tierra. Cuanto más suelto el sustrato, más se puede regar. Si usamos fertilizantes biológicos el rendimiento será algo menor, pera la calidad será mejor.

autoflorecientes

 

A tener en cuenta:

      • Uno de los puntos más claros que hay que tener en el cultivo de autoflorecientes, es que el factor que limita la producción en una autofloreciente es su breve periodo vegetativo (22 – 25) días en la mayoría de las variedades. Sabiendo esto, cualquier percance o falta de condiciones óptimas que la planta sufra en este periodo, impedirá que esta se desarrolle al 100%, con lo cual la planta se quedaría pequeña y, lógicamente, reducirá muchísimo su producción.
      • No se recomiendan los trasplantes en el cultivo de autoflorecientes, ya que si la planta detiene por algún tipo de motivo su desarrollo normal (frío, estres…), tardará unos días en recuperar el ritmo. Con lo que aconsejamos plantar directamente en la maceta definitiva.
      • El humus de lombriz es idóneo para echarle en el sustrato (15 – 25%) será más que suficiente, ya que garantizará la nutrición suficiente durante la fase de crecimiento y no dependeremos tanto de las fertilizaciones en esa fase, con  un pequeño riego de fertilizante sería suficiente. Luego pasaríamos a fertilizar en floración.
      • El tamaño de maceta aconsejable para cultivo de autoflorecientes en interior suele ser de 7 u 11 litros. En exterior el máximo serían 25 litros.
      • También hay que saber que debido a su corto ciclo, los problemas de acumulación de sales en el sustrato son prácticamente nulas. Al igual que las plagas, que al ser tan corto el ciclo, es mejor usar productos preventivos que luchar contra la plaga. Por ejemplo, un riego con aceite de neem cuando aparece el segundo nudo ayuda a crear una barrera bastante fuerte contra la posibilidad de las plagas.
      • Estas son algunas de las cosas a tener en cuenta en el cultivo de autoflorecientes, al fin y al cabo, como decíamos, no se diferencian tanto de las no auto.

Dejar un comentario