9 Efectos secundarios de la Marihuana

con No hay comentarios

La mayoría de los usuarios de marihuana disfrutan la capacidad de esta droga para inducir un sentido de euforia, pero esto no viene sin efectos secundarios.

De hecho, la investigación muestra que el uso de marihuana puede causar una variedad de efectos a corto y largo plazo.

Mientras que casi todo el mundo está familiarizado con el deseo repentino de la comida chatarra causada por la fumar hierba  – comúnmente conocida como ‘el bajon’ – muchos de los otros efectos, de esta, son menos conocidos.

He aquí están 9 de los efectos secundarios más comunes del uso de cannabis:

1. Boca Seca

La mayoría de las personas que usa la cannabis están familiarizadas con el efecto secundario denominado ‘boca de algodón’, lo que significa que los usuarios experimentan una sensación incómoda por falta de producción de saliva.

Un estudio publicado en la revista Addiction Research & Theory en 2003, encontró que el 79% de los consumidores de marihuana experimentan sequedad en la boca.

“En muchos casos, se puede esperar ver más este efecto, de boca seca, en un usuario recreacional, porque  consume, en general, mucho más cannabis que el usuario medicinal promedio”, dice Johnathan Werynski, Consejero Senior de Cannabis en CanvasRX, una empresa que brinda asistencia a los canadienses que se les ha recetado cannabis por sus médicos.

Los usuarios pueden ayudar a minimizar este efecto masticando chicles o alimentos, lo que ayuda a estimular las glándulas salivales para producir saliva.

2. Mareo

Muchos usuarios informan sentirse mareados después de fumar cannabis, especialmente estando de pie.

En un estudio realizado en 1992, el 60% de los participantes informaron de mareos moderados a severos mientras estaban de pie después de fumar un cigarrillo de marihuana de alta potencia.

Los individuos en el estudio, que experimentaron mareos severos, también mostraron disminuciones en la presión arterial, lo que proporciona una explicación plausible para este efecto.

Sin embargo, los estudios también muestran que los usuarios frecuentes pueden desarrollar una tolerancia a muchos de los efectos a corto plazo, incluyendo las sensaciones de vértigo.

3. Aumento del apetito

Uno de los efectos secundarios más conocidos de la marihuana es ‘el bajon’. Poco después de fumar, muchos usuarios experimentarán un aumento repentino en el apetito, a menudo llevándolos a atacar su refrigerador.

Aunque los científicos aún no están seguros del mecanismo exacto detrás de este efecto, un estudio de 2015 sugirió que la marihuana podría activar ciertas vías en el cerebro relacionadas con el hambre.

Mientras que algunos consideran que este efecto secundario negativo, que es un beneficio para las personas que usan marihuana para tratar la pérdida de apetito durante la quimioterapia.

De hecho, una píldora que contiene THC (Marinol) está disponible en una serie de países para los pacientes con cáncer.

4. Deterioro de la memoria

Muchos estudios han encontrado que los consumidores de cannabis experimentan problemas de memoria a corto plazo; otros, sugieren que los cannabinoides afectan todas las etapas de la memoria.

Los jóvenes que consumen el medicamento pueden estar en mayor riesgo. Un estudio de 2011 sugirió que la alteración de la memoria es más grave en los consumidores adolescentes de cannabis, y que incluso podría tener un impacto duradero.

Sin embargo, los usuarios frecuentes, a menudo se vuelven tolerantes a los problemas de memoria de cannabis puede causar.

5. Falta de motivación

Algunas personas que están en contra del uso de la marihuana recreativa apuntan al estereotipo de que los usuarios se vuelven sin motivación en el trabajo y en la escuela. Mientras este cliché es exagerado, hay algo de mérito en la creencia.

En una encuesta realizada en 2003, el 53% de los consumidores de marihuana reportaron que habían experimentado una pérdida de motivación.

La pérdida de motivación podría explicarse por cómo el cannabis afecta al cerebro. Algunos estudios sugieren que los consumidores de cannabis a largo plazo tienen niveles más bajos de dopamina – un producto químico en el cerebro que es directamente responsable de la motivación.

6. Depresión

Aunque se ha demostrado que el cannabis puede actuar como un medicamento para ayudar a las personas a combatir la depresión, en algunos casos, podría funcionar de la manera opuesta.

Según Werynski, la investigación sugiere que la marihuana puede causar depresión principalmente en los mas jóvenes. Del mismo modo, un estudio publicado en 2002 en el British Medical Journal concluyó que el uso frecuente de cannabis en las niñas adolescentes predice la depresión en los años posteriores.

Aún así, es importante tener en cuenta que existen diferentes tipos de depresión y que la marihuana puede afectar a cada tipo, de manera diferente.

7. Paranoia / Ansiedad

Otro efecto secundario, mental, de la marihuana es la paranoia que experimentan en algunos usuarios después de fumar.

“Hay evidencia absolutamente documentada en la literatura médica, de que el THC, puede afectar a las personas provocando ansiedad o elevando la ansiedad”, dice Werynski.

Un estudio de 2015, encontró, que el THC aumenta la paranoia en individuos que habían experimentado previamente este síntoma. Pero el estudio también reveló que la paranoia no era un resultado directo del THC. En cambio, la paranoia parecía ser un subproducto de otros efectos del cannabis (como la depresión) y la sensación de tener una experiencia inusual.

Un estudio, publicado a finales de los años 80, encontró que los pacientes con crisis de pánico eran propensos a experimentar un aumento de la ansiedad de la marihuana. Sin embargo, Werynski señala que  el CDB en realidad actúa para reducir la ansiedad.

8. Adicción

Como la mayoría de las drogas, hay un riesgo de adicción asociado con el consumo de cannabis.

Cuando una persona deja de consumir cannabis, los receptores de cannabinoides tienen que ajustarse a los niveles normales, lo que conduce a síntomas de abstinencia psicológicos y físicos.

Un estudio de 2010 encontró que el 42% de los usuarios que intentaron dejar de fumar experimentaron los síntomas de abstinencia, tales como irritabilidad, dificultad para dormir, y disminución del apetito.

Aunque algunas personas no creen que el cannabis sea adictivo, los investigadores se mantienen firmes en sus hallazgos.

“El cannabis es una droga psicoactiva que activa las mismas regiones de recompensa cerebral que otras drogas abusadas, como el alcohol, el tabaco, la cocaína, etc.”, explica el Dr. David Gorelick, profesor de psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Maryland.

9. Problemas pulmonares

Como los cigarrillos, fumar marihuana puede tener efectos perjudiciales sobre el sistema respiratorio de un usuario.

“Todo lo que encienda a la planta crea irritantes respiratorios”, dice el Dr. Mitch Earleywine, profesor e investigador de la Universidad Estatal de Nueva York en Albany.

Los estudios demuestran que las personas que fuman marihuana pueden sufrir de problemas respiratorios, como bronquitis, tos y sibilancias.

“Nosotros no aconsejamos a la gente a fumar cannabis del todo”, dice Werynski, quien recomienda el uso de un vaporizador.

Dejar un comentario